El Proyecto Prometeo Viejos Sabios o la movilidad inversa en Ecuador

Juan MoralesJuan Morales Ordóñezes doctor en Jurisprudencia y Abogado por la Universidad de Cuenca – Ecuador. Realizó un DES en Teoría del Derecho, en la Facultad de Derecho de la Universidad de Ginebra – Suiza. Es candidato al Doctorado en Derecho por la Universidad de Brasilia, Brasil. Es profesor universitario desde el año 1982 hasta la fecha y sus cátedras tradicionales son las de Introducción al Derecho, Teoría General del Derecho; y, Ética (aplicada a personas, organizaciones privadas y públicas). Integró el Comité Técnico del Consejo de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior en el Ecuador, CONEA, desde el año 2002 hasta el año 2008. Fue Magistrado de la Corte Suprema de Justicia del Ecuador desde el año 2005 hasta el año 2008. Fue Magistrado de la Corte Nacional de Justicia del Ecuador desde el año 2008 hasta el año 2011. Coordina el Proyecto Tuning para las facultades de Derecho en Ecuador, desde el año 2005 hasta la fecha. Sus principales líneas de investigación tienen que ver con Teoría del Derecho; Etica y Derecho; Etica Aplicada; Educación Jurídica; y, desde su relación con OBSMAC, IESALC-UNESCO, trabaja en el análisis de la internacionalización de la educación superior en América Latina.

2 de mayo 2013

La normativa constitucional de la República del Ecuador de 2008, define una nueva institucionalidad pública y privada en el País[1]. En el ámbito de la ciencia, tecnología y educación superior, como en otros del escenario nacional, la nueva norma constitucional es precisa y define un nuevo modelo de convivencia social.

Se establece que el sistema nacional de ciencia, tecnología y saberes ancestrales tendrá como finalidad la generación, adaptación y difusión de conocimientos científicos y tecnológicos con la finalidad de impulsar la producción nacional y mejorar la calidad de vida de la gente.

Como uno de los mecanismos para la consecución de esos grandes objetivos, en el año 2011, se califica al Proyecto Prometeo Viejos Sabios, como emblemático de la SENESCYT[2].

Desde la referencia a la mitología griega que inspira el nombre del Proyecto, en este caso, se posiciona al conocimiento como el objeto a recuperar por ser el mecanismo más potente y directo para alcanzar el buen vivir o “Suma Kawsay” que es la aspiración nacional consagrada en la norma fundamental del Estado del Ecuador y ejecutada en la cotidianidad pública y privada social de este País.

El Proyecto Prometeo Viejos Sabios es un mecanismo de inversión social para generar conocimientos que fomenten el desarrollo económico, la competitividad y la producción de los sectores estratégicos nacionales. Promueve el acceso a conocimientos y tecnologías y a su generación endógena, considerados como bienes públicos[3].

En el mismo año 2011 se expide el Reglamento[4] para la Movilidad e Intercambio de investigadores del mencionado Proyecto, con el fin de dinamizar los procedimientos para el cumplimiento de su objetivo que es incorporar docentes investigadores y expertos de alto nivel internacional, para que desarrollen en el país actividades de investigación científica, docencia, difusión y transferencia de conocimientos en instituciones públicas y universidades que pueden  acogerlos. El Reglamento define con claridad su objeto, ámbito, principios y procedimientos administrativos.

El Proyecto está orientado a aportar en las áreas estratégicas del Ecuador, como Hidrología, Oceanografía, Medio Ambiente/Recursos Naturales, Meteorología, Vulcanología, Petroquímica/Petróleos, Hidrocarburos, Energías, Geociencias/ Geología, Minas, Metalúrgica, Geografía, Recursos Hídricos, Recursos Forestales, Gas Natural y Prevención de Riesgos/Catástrofes.

La instancia rectora del Proyecto es la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, SENESCYT. Las instituciones públicas o universidades que necesiten el apoyo de un experto con el más alto perfil profesional para el diseño o realización de un proyecto, deben coordinar la colaboración del Prometeo o experto científico, con esa Institución.

Existe la Comisión de Selección que es la encargada de la admisión al Programa de los investigadores que viven en el extranjero, luego de analizar el informe técnico presentado por la Gerencia del Proyecto.

Como actores del Proyecto, el Reglamento considera a: la Gerencia del Proyecto, los Prometeos y las Instituciones Públicas de acogida.

Son considerados Prometeos, de acuerdo con el Art. 19 del Reglamento, “…los docentes investigadores o expertos de alto nivel internacional que desarrollen en el país actividades de investigación relacionada a la asesoría científica, difusión y transferencia de conocimientos en las instituciones pública de acogida y que han firmado el respecto contrato civil de prestación de servicios profesionales con la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación”.

El mismo Reglamento define también las etapas del procedimiento de vinculación: postulación, admisión, adjudicación y suscripción del contrato. También regula las obligaciones de los otros actores y demás aspectos administrativos necesarios para la correcta ejecución de los objetivos del Proyecto.

Según una fuente de la SENESCYT[5], hasta marzo de 2013 se han vinculado al Proyecto 121 investigadores o profesores. De ellos 69 se encuentran vinculados al Proyecto y 52 terminaron su trabajo en el País. En los próximos meses se vincularán 117 investigadores que cuentan con institución de acogida y cuyas propuestas de trabajo han sido aprobadas por la SENESCYT. Instituciones públicas en las ciudades de Quito, Guayaquil, Cuenca, El Puyo, Loja, Manta, Ambato y Riobamba, cuentan con Prometeos en sus diferentes proyectos de desarrollo.

Son, en total, 41 instituciones públicas las beneficiadas: 22 de educación superior, 12 del sector público; y, 7 de investigación.

Los Prometeos, desarrollan su trabajo de investigación en las siguientes áreas: Patrimonio natural, ambiente y biodiversidad; investigación en salud; desarrollo agropecuario, pesquero y energético sostenible; y, ciencias humanas.

Los profesores o investigadores que han llegado al Ecuador en el marco de este Proyecto, provienen de 28 países, entre ellos: España, Estados Unidos, Australia, Alemania, Reino Unido, Turquía, Japón, Argentina, Bolivia, Colombia, Perú, India, Canadá, Venezuela, Cuba, Francia, Portugal, Italia y Bélgica (Cuadros 1 y 2).

Cuadro 1

PROYECTO PROMETEO

Número de Prometeos vinculados hasta Marzo 2013

Número de Prometeos que continúan

Número de Prometeos por vincularse

121

69

117


Cuadro 2

PROYECTO PROMETEO

Ciudades que los acogen

Número de instituciones con las que trabajan

Áreas de investigación

Países de procedencia

Quito, Guayaquil, Cuenca, El Puyo, Loja, Manta, Ambato y Riobamba

41 instituciones públicas.

22 de educación superior

12 del sector público

7 de investigación

Patrimonio natural, ambiente y biodiversidad.

Investigación en salud.

Desarrollo agropecuario, pesquero y energético sostenible.

Ciencias humanas

28 países, entre los cuales están:

España, Estados Unidos, Australia, Alemania, Reino Unido, Turquía, Japón, Argentina, Bolivia, Colombia, Perú, India, Canadá, Venezuela, Cuba, Francia, Portugal, Italia y Bélgica

Lo que se está haciendo en el Ecuador, en el ámbito de la ciencia, tecnología y  educación superior es trascendente. El Proyecto Prometeo Viejos Sabios, es uno de los programas más lúcidos y visionarios. Se trata, en definitiva, de potenciar la movilidad académica y científica inversa, es decir, aquella que recibe talentos en lugar de exportarlos, como ha sido la práctica del Ecuador.

Existe el referente constitucional que exige y al mismo tiempo permite este tipo de proyectos, que en este caso ha sido asumido por la instancia de planificación nacional, la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo, SENPLADES, y es implementado por el organismo involucrado, la SENESCYT. Los talentos, profesores o investigadores de renombre, nacionales o extranjeros que se encuentran en el exterior, en países que cuentan con un nivel de desarrollo importante en ciencia y tecnología, son invitados para que vengan al Ecuador a trabajar en sus respectivas áreas del conocimiento, en un escenario administrativo y social claramente definido y en condiciones económicas, sociales, profesionales y humanas muy adecuadas y atrayentes. También pueden postularse para acceder al Programa.

Prometeo Viejos Sabios ofrece una serie de incentivos para los académicos e investigadores que trabajan en los países desarrollados y también para aquellos que están jubilados (65 años) y cuentan con capacidad académica y productiva. Contempla la entrega de pasajes aéreos para el científico seleccionado, seguros de  vida para toda la familia y un salario apropiado que le permita vivir cómodamente en el País.

El Proyecto Prometeo Viejos Sabios busca fortalecer las capacidades de investigación en las instituciones públicas y en las universidades del país, a través de la vinculación de investigadores extranjeros y ecuatorianos residentes en el exterior con instituciones que los necesiten. Estas últimas tienen en el Proyecto una posibilidad inmejorable de organizarse a nivel de sus programas de investigación para contar en ellos con el apoyo de un experto, un Prometeo, que venga en ese marco reglamentario a contribuir con sus conocimientos.

Para muchos científicos, la propuesta del Gobierno Ecuatoriano puede ser muy interesante por las condiciones institucionales y administrativas ya mencionadas. Además, la motivación propia que impulsa a los investigadores en ciencias, encuentra en la poderosa biodiversidad ecuatoriana a un elementos definitivamente persuasivo, pues el País es considerado con un “laboratorio viviente” por la comunidad científica internacional. ¡Qué mejor oportunidad que trabajar en un territorio de tanta variedad natural y social!

Existen ya muchos Prometeos que han venido al Ecuador a contribuir en el marco del Proyecto. Es bueno saber que científicos coterráneos han retornado al Ecuador para trabajar en investigación. También profesores de otras nacionalidades se encuentran aportando su valioso contingente en diferentes universidades e instituciones.

Para los que regresan a la Patria, sus razones son muchas y de distinta índole, desde contribuir al desarrollo de la sociedad hasta aportar académicamente en condiciones cada vez más apropiadas para la investigación científica. Para los extranjeros que deciden trabajar en Ecuador, temporal o definitivamente, las razones para hacerlo también son diversas: continuar con provecho su actividad intelectual y científica; transferir sus conocimientos a gente que lo necesita y que lo va a replicar y  difundir en beneficio del mejoramiento de las condiciones de vida de todos; vivir en un territorio pluricultural y de gente amable y acogedora; trabajar profesional y humanamente en un país con 4 regiones maravillosas, como la Amazonia en donde habitan más de 10 grupos culturales específicos, o la región andina en donde se encuentran los Andes Tropicales que contienen la sexta parte de la vida vegetal de todo el Planeta, o en la Costa que alberga al mayor número de la población ecuatoriana y en donde se encuentra el bosque tropical, o las Islas Galápagos, declaradas por la UNESCO, en 1979 como Patrimonio Natural de la Humanidad y reconocidas por todos como una de las maravillas del mundo.

Prometeo Viejos Sabios es una oportunidad para contribuir a mejorar la vida en toda su complejidad. Lo es para los científicos y profesores, nacionales y extranjeros, que pueden venir al Ecuador a trabajar y aportar positivamente;  lo es para el País que al recibirlos se beneficia de sus conocimientos y experiencia.

TPL_BEEZ2_ADDITIONAL_INFORMATION