La generación de conocimientos científicos y expertos sobre internacionalización de la educación superior y la ciencia en América Latina: la iniciativa de Red RIMAC

Sylvie-Didou
Dra. Sylvie Didou Aupetit1

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

4 de noviembre de 2014

 

 

La Red sobre Internacionalización y Movilidades Académicas Científicas (RIMAC) es un proyecto de investigación de reciente instalación. Ha contado, para su reunión de constitución, con un apoyo del Programa de Redes Temáticas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología en México (CONACYT) mediante el proyecto Nº 243709. Ese evento tuvo lugar los días 27 y 28 de octubre 2014, en las instalaciones del Departamento de Investigaciones Educativas (DIE) del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV), en México, Distrito Federal. Intervinieron en ella 32 personas, 20 académicos, 7 externos y 5 estudiantes o jóvenes investigadores2. Los participantes están adscritos a 13 instituciones, redes y organismos gubernamentales o asociativos nacionales y a 7 establecimientos extranjeros3, siendo todavía pendiente la incorporación de académicos y miembros externos interesados pero que no pudieron asistir presencialmente a la reunión de constitución.

Tiene como objetivo principal convocar a una serie de especialistas mexicanos y extranjeros cuyas áreas de especialización disciplinaria versan sobre la internacionalización de la educación superior y la ciencia. Comparten intereses disciplinarios, vinculados principalmente con las ciencias sociales y las humanidades, pero sus abordajes conciernen tanto las políticas públicas como las instituciones y los actores, en perspectivas retrospectivas y contemporáneas. Pretenden llevar a cabo tareas de indagación, monitoreo de políticas, consultorías y formación.  

La RIMAC es, así, una estructura esencialmente dedicada a labores de indagación y evaluación de políticas, programas y dispositivos de internacionalización, a la formación de jóvenes investigadores, mediante su incorporación a grupos temáticos compuestos por investigadores de prestigio, posdoctorantes y estudiantes de posgrado, a la capacitación de interesados en la internacionalización y a la difusión de artículos y libros pero también de tesis de posgrado. Sus principales dimensiones son entonces transgeneracional, multisectorial y territorial. Trabajos recientes sobre los procesos de internacionalización demostraron en efecto que esos tienen arraigos locales y nacionales, además de globales. En consecuencia, es fundamental cruzar las perspectivas desarrolladas en México con las regionales (en referencia principalmente a América Latina) y con las de otros continentes, sobre asuntos de preocupación compartida. Por eso, la RIMAC integrará en sus subprogramas a investigadores y tomadores de decisión, con la finalidad de propiciar una discusión de tipo intersectorial e intercultural, permitiendo un enriquecimiento mutuo de los enfoques en condiciones de reciprocidad.

La RIMAC está organizada, a la fecha, con base en cinco subprogramas que aglutinan a los integrantes individuales en torno a líneas generales de producción de conocimientos sobre la internacionalización de la Educación Superior y la Ciencia. Fueron definidas en función de las expertises de los participantes investigadores y de intereses puntuales de quienes representaron a posibles miembros externos.

El subprograma N. 1 es el de “Internacionalización, promoción de la equidad y responsabilidad social”. Los participantes definieron que su interés central, en la presente etapa de trabajo, consistía en observar cómo la internacionalización abre oportunidades de intercambio académico y estudiantil a actores ubicados en instituciones de educación superior no convencionales y en proceso de consolidación, promoviendo una mayor equidad en términos individuales y una responsabilidad social de los establecimientos. Acordaron centrarse en las universidades interculturales e indígenas, tomando en cuenta su fortalecimiento en la pasada década en América Latina, los aportes de organismos internacionales al subcampo, la diversidad de sus proyectos pero, asimismo, sus dificultades para lograr su acreditación.

El subprograma N. 2, titulado “Aseguramiento de la calidad de procesos de internacionalización de la educación superior”, adoptó como sus principales ejes de organización los de definición de indicadores de calidad para la evaluación de la internacionalización de la educación superior y análisis de estrategias para la internacionalización del currículum, en una perspectiva comparada a escala de América Latina.

El subprograma N. 3 fue denominado “Nuevas formas y mecanismos de internacionalización”. Sus miembros acordaron trabajar esencialmente sobre temáticas que tuvieron relevancia en América Latina en la década pasada pero que quedaron ulteriormente relegadas en las investigaciones sobre la internacionalización de la educación superior y la ciencia, por factores vinculados con el difícil acceso a los datos o a efectos de moda. Destacaron entre los temas de interés los de proveedores transnacionales de educación superior, integración transfronteriza entre los sistemas de educación superior entre la frontera Sur de Estados Unidos y Norte de México y dispositivos de colaboración internacional para la innovación en México.

El subprograma N. 4 “Diplomacia científica y nuevos dispositivos para la internacionalización de la educación superior” hará énfasis en tres áreas geográficas referidas a la cooperación entre México y los países asiáticos, las relaciones bilaterales entre México y Francia y la cooperación en América Latina con respecto a México. El grupo determinó centrar sus trabajos en estudios de las políticas mexicanas de cooperación internacional en materia de movilidad estudiantil, buscando conocer el estado real de la movilidad de estudiantes desde México y atender aspectos descuidados en la literatura, entre ellos los efectos de la movilidad en las trayectorias profesionales, los aspectos culturales que intervienen en las situaciones de movilidad, así como el perfil de los estudiantes que atienden las convocatorias de movilidad. Como eje de trabajo adicional, consideran la posibilidad de desarrollar un trabajo comparativo sobre las mujeres en la ciencia, en una perspectiva transnacional.

El subprograma N. 5 “Transferencia de conocimientos y dispositivos para la internacionalización in situ de los sistemas de educación superior y ciencia” estará abocado a indagar en las lógicas subyacentes a la internacionalización, haciendo particular hincapié en las experiencias institucionales, nacionales y regionales. Sus integrantes mostraron un interés particular en trabajar las perspectivas históricas sobre la internacionalización, los procesos de formación e integración de los migrantes académicos, las capacidades y estrategias para la internacionalización y las dinámicas de circulación, traducción y recepción del conocimiento científico.

Asimismo, los estudiantes de posgrado y postdoctorado presentaron los resultados de una exploración sistemática de un repositorio latino-americano de tesis de posgrado acerca de las tesis de posgrado sobre internacionalización. Compararon en algunos países de la región latino-americana (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, México, Perú y Venezuela.), en Francia y en España, las aportaciones al conocimiento en los subtemas de internacionalización, intercambio educacional, circulación del conocimiento.

Considerando que, en el ámbito hispanófono, existen ya Observatorios y redes dedicados a la documentación y al registro de avances e instrumentos al respecto o bien a la operación de algunos programas (cítense como ejemplos, entre otros, el Observatorio sobre Movilidades Académicas y Científicas en América Latina y El Caribe junto con la Red de Observatorios Nacionales-Temáticos de Argentina, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá y Venezuela4 o la plataforma Chasqui5, ambos con patrocinio del IESALC-UNESCO) ¿Por qué es potencialmente importante esta Red?

Primero, lo es porque abre un espacio de interacción entre especialistas radicados en distintos países de la región, mismos que tienen un orden de prioridades pero también prácticas y experiencias históricas y culturales heterogéneas en cuanto a internacionalización de la ciencia y de la educación superior. Segundo lo es porque, recientemente, organismos internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y el Banco Mundial, así como asociaciones universitarias y agencias de cooperación para el Desarrollo (ANUIES y AMEXCID),  regionales (Unión de Universidades de América Latina, UDUAL, Centro Interuniversitario de Desarrollo, CINDA o Programa Columbus) revisaron sus lineamientos en materia de internacionalización de la educación superior, la ciencia y la tecnología. Tercero, lo es porque publicaciones recientes advirtieron de sesgos en el conocimiento de un campo (el de la internacionalización) cuya evolución es rápida pero sesgada en relación a los conocimientos producidos y cuyos éxitos y fracasos son, muchas veces, de circulación restringida.

Para conducir un debate sobre dichas cuestiones, es imprescindible organizar una Red de investigadores ubicados en varios países de la región que en colaboración con otros actores, nacionales e internacionales, organice y alimente debates en distintas escalas sobre los nuevos tópicos pero también los temas olvidados de la internacionalización. Es asimismo necesario producir análisis académicos y reportes ejecutivos sobre tendencias emergentes de la internacionalización, proveer información especializada sobre ellas y emitir recomendaciones acerca del diseño, monitoreo y evaluación de los programas en la materia en las escalas del gobierno y de las instituciones que así lo requieran. Es finalmente importante contribuir a mejorar la articulación entre los especialistas del país, los de América Latina y los de otras regiones, propiciando a la par acciones de formación, capacitación y movilidad entre los integrantes del RIMAC y los estudiantes participantes. 

  


 

Notas al pie.

1Sylvie Didou es investigadora del DIE-CINVESTAV y coordinadora general de la red RIMAC. Ese texto se inspira en las relatorías por subprograma del evento, mismas que estarán disponibles in extenso en la página Web de la RIMAC, de próxima apertura. Fueron elaboradas por Cecilia Oviedo, Juan Jesús Morales, Edgar Góngora Jaramillo, Jessica Badillo Guzmán y Juan Pablo Durand Villalobos

2 Miembros académicos nacionales: Sylvie Didou Aupetit, Germán Álvarez Mendiola, Juan José Ramírez Bonilla, Rosalba Ramírez, Francisco Haro, Mery Hamui Sutton, Alejandro Canales, Raúl Rodríguez, Juan Pablo Durand Villalobos, Rosa María Villarello Reza, Pamela Angulo y María Cristina Osorio.  Miembros académicos internacionales: Juan Cristóbal Morales Ordoñez, Marisa Carina Fazio, Vielka de Escobar, Catherine Heymann, Melania Monge, Luis Muñoz, Asa Olsson y Jose Saballos. Miembros externos: Iris Santacruz, Alessandro Rizzo, Sophie Hvostoff, Karla Negrete, José Miguel Calderón López-Figueroa, Gabriela Mancilla Dávila y Giovanni Bolaños. Miembros estudiantiles y jóvenes investigadores: Juan Jesús Morales Martin, Édgar Góngora Jaramillo, Jessica Badillo, Elia Catalina Cruz y Cecilia Oviedo.

3 Las instituciones y organismos de adscripción fueron el CINVESTAV, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM),la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM),el Colegio de México (COLMEX), la Universidad de Colima, la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo, la Universidad de Sonora, el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación (IMCED),la Secretaría de Educación Pública (Dirección General de Educación Superior Universitaria y Dirección General de Relaciones Internacionales), la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo(AMEXCID)a escala nacional y, a escala internacional,  la Universidad de Costa Rica, la Universidad de Panamá, la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (URACCAN),la Universidad Nacional del Cuyo, la Universidad de Paris Oeste Nanterre, la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), la Maison Universitaire Franco-Mexicaine (MUFM), la Universidad de Melbourne y el Institut de recherche pour le développement (IRD).

4 http://www.unesco.org.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=1813:sobre-obsmac&catid=194&Itemid=746

5 http://ecuadoruniversitario.com/opinion/la-plataforma-de-movilidad-academica-chasqui/

 

 

 

TPL_BEEZ2_ADDITIONAL_INFORMATION