Internacionalización de la educación superior. Experiencias de cooperación académica en la región del pacífico.

Juan-Ramirez-BonillaJuan José Ramírez Bonilla

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

11 de noviembre de 2014

 

    1. Antecedentes1 

La cooperación académica entre países asiáticos y latinoamericanos ha estado, por regla general, aparejada con el establecimiento de relaciones diplomáticas bilaterales; no obstante, podemos afirmar que la cooperación asiático-latinoamericana obtuvo sus cartas de ciudadanía con la puesta en práctica de una diplomacia académica por parte del gobierno japonés, mediante el establecimiento de la Japan Foundation, en 1972, y la apertura de su oficina en Sao Paolo, tres años después.

            Hubo que esperar hasta 1993 para que la cooperación académica transpacífica experimentara un nuevo impulso, gracias a la APEC Leaders’ Education Initiative, impulsada por la administración Clinton. A partir de entonces, los gobiernos participantes en el foro convocaron a las instituciones de educación superior para estudiar los temas de interés de la agenda y para constituir APEC Study Centers (APEC-SC) [Centros de Estudios APEC]; estos rápidamente instituyeron las reuniones anuales denominadas APEC Study Centers Consortium Conference [Conferencia del Consorcio de Centros de Estudios APEC]. Los APEC-SC se han abocado a profundizar los temas de la agenda del APEC y sus reuniones han tenido una regularidad absoluta hasta nuestros días.

            Los contactos interindividuales e interinstitucionales promovidos por las reuniones de los APEC-SC fertilizaron el terreno y el ascenso económico de los países del Pacífico asiático lo irrigó para hacer florecer nuevas áreas de interés basadas en el conocimiento mutuo de las sociedades de origen de los participantes. Así, a partir de 2003, el gobierno coreano también se aplicó en el diseño de un softpower para promover el acercamiento académico alrededor de la cuenca del Pacífico; el instrumento seleccionado para promover, en América Latina, los estudios sobre Corea fue la Korea Foundation. El gobierno de la RP China no se quedó atrás y, casi simultáneamente, puso en marcha los Institutos Confucio para difundir la enseñanza del chino mandarín y el conocimiento de la cultura china2.

            Los gobiernos latinoamericanos también se han sumado a la promoción de la cooperación académica transpacífica en función de las circunstancias domésticas. El chileno ha logrado crear sinergias entre los sectores gubernamental, privado y académico, a través de la Fundación Chilena del Pacífico. Mediante ésta, además, ha logrado sistematizar las relaciones fundamentales con las contrapartes asiáticas.  El gobierno mexicano optó por una reforma administrativapara crear, en septiembre de 20113, y centralizar las actividades de cooperación en la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID)dentro de la estructura de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

            Los esfuerzos unilaterales han sido complementados con proyectos intergubernamentales. El Acuerdo de Asociación Económica México-Japón incluye un amplio capítulo sobre cooperación bilateral que, si bien está abocado a áreas clave de la relación bilateral, implica programas de formación de recursos humanos4. Los gobiernos de Chile, Colombia, México y Perú, a través de la Alianza del Pacífico, han puesto en práctica el proyecto denominado Plataforma de Movilidad Estudiantil y Académica de la Alianza del Pacífico. El objetivo explícito de la Plataforma consiste en “contribuir a la formación profesional de capital humano avanzado, a través del intercambio académico de estudiantes de pregrado y postgrado, así como de docentes universitarios e investigadores en instituciones de educación superior”5.

            En este marco definido por iniciativas gubernamentales, las instituciones de educación superior mexicanas y latinoamericanas han diseñado y puesto en práctica sus propias iniciativas de cooperación internacional con sus contrapartes asiáticas, atendiendo sus propias agendas académicas y, a veces, combinándolas con las de las instancias gubernamentales.

   2. El complejo mundo de las relaciones académicas México-Asia del Pacífico

Nuestra propuesta de investigación en el marco de la Red RIMAC tiene un alcance limitado, debido, en primer término, a la diversificación de los campos donde se desarrollan las relaciones académicas entre instancias mexicanas y sus contrapartes asiáticas.

           El primero de esos campos es el intergubernamental y cubre las áreas siguientes:

  • Mecanismos bilaterales de cooperación académica, cuya principal función es la formación de recursos humanos, mediante el intercambio becas académicas; la AMEXCID, en esta área, es el interlocutor privilegiado.
  • Mecanismos multilaterales de cooperación también orientados hacia la formación de capital humano y  los intercambios académicos, como en el caso de la Plataforma de la Alianza del Pacífico y el Acuerdo de Asociación Económica México-Japón.

El segundo campo también es gubernamental pero atiende necesidades exclusivas de un gobierno:

  • Mecanismos unilaterales de formación de recursos humanos, en función de los requerimientos de la sociedad mexicana. En este rubro se encuentra el CONACYT con los programas de becas para realizar estudios de posgrado en el extranjero y de becas mixtas para llevar a cabo estancias de investigación en el extranjero, cuando los programas docentes las contemplan.
  • Mecanismos unilaterales de formación de recursos humanos, dependientes de las políticas de proyección internacional de gobiernos de la región del Pacífico. En esta categoríaencontramos los programas de becas de la Japan Foundation, la Korea Foundation, el gobierno de Taiwán, las agencias chinas de cooperación y el Programa para la promoción de los estudios sobre Tailandia en México.

El tercer campo está conformado por los programas de cooperación interinstitucionales de las instituciones de educación superior mexicanas:

  • Programas bilaterales de grados compartidos.
  • Programas bilaterales de movilidad estudiantil, docente y de investigación.
  • Programas de participación en instancias académicas multilaterales como APEC y PECC.

El cuarto campo corresponde a las iniciativas individuales, situadas en el margen de los acuerdos interinstitucionales, sin que eso merme su efectividad para promover la cooperación interinstitucional.

En ese complejo mundo, debido a la experiencia profesional personal, nuestro principal interés está centrado sobre el segundo de los campos antes mencionados (los programas unilaterales gubernamentales que atienden necesidades específicas de sus propias sociedades) y sobre el mecanismo multilateral de cooperación establecido en el marco de la Alianza del Pacífico.

   3. Un proyecto de investigación sobre iniciativas gubernamentales entorno a la promoción de intereses nacionales y regionales particulares

La creación de la Alianza del Pacífico ha sido motivada por el interés de los cuatro gobiernos asociados en la proyección de la región así conformada hacia el Pacífico asiático6. Esa proyección implica, a la vez, la construcción de una imagen acorde con los intereses de los gobiernos asociados y prácticas políticas que la sustenten. En este orden de ideas, nuestro proyecto de investigación está centrado:

  • sobre  el estudio de la manera en cómo organismos asiáticos promotores de la cooperación académica han contribuido a la construcción y a la proyección de sus respectivos gobiernos en América Latina;
  • en la utilidad que tendrían esas experiencias para la proyección de la Alianza del Pacífico en Asia del Pacífico.

En ese sentido, nuestra selección inicial serían los programas de movilidad estudiantil y académica de:

  • Japan Foundation
  • Korea Foundation
  • Agencias chinas de cooperación internacional
  • Gobierno de la República de China
  • Alianza del Pacífico.

Nos interesan, en particular, los programas de becas ofrecidas a mexicanos para realizar estudios de posgrado en los países de origen de las instituciones asiáticas. El tema es clave, pues los contactos directos con las sociedades de inserción de los becarios no sólo permite crear filias afectivas, sino también sinergias que van más allá de lo estrictamente personal.

 


 

Notas al pie.

1 Ese texto ha sido propuesto como insumo en el marco de la Reunión constitutiva de la Red de Investigación sobre Internacionalización y Movilidades Académicas y Científicas (Red RIMAC), financiada por el proyecto n.243709 del programa de redes del CONACYT. La reunión tuvo lugar en el DIE-CINVESTAV, México D.F., 27 y 28 de octubre 2014.

2 Juan José Ramírez Bonilla, Los intríngulis de la cooperación académica Asia del Este-América Latina [ http://www.iesalc.unesco.org.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=3233:los-intringulis-de-la-cooperacion-academica-asia-del-este-america-latina&catid=201&Itemid=770&lang=es ]

3 AMEXCID, ¿Qué es la AMEXCID? [ http://amexcid.gob.mx/index.php/es/acerca-de-la-amexcid/ique-es-la-amexcid ]

4 Secretaria de Economía, Acuerdo de Asociación Económica México-Japón [ http://www.sice.oas.org/TPD/MEX_JPN/Studies/puntos_s.pdf ]

5 Alianza del Pacífico, El grupo técnico de cooperación [ http://alianzapacifico.net/cooperacion/ ]

6 Ver: Alianza del Pacífico, Declaración Presidencial sobre la Alianza del Pacífico, Lima, Perú, 28 de abril de 2011 [ http://alianzapacifico.net/documents/AP_Declaracion_Lima_I_Cumbre.pdf ]

 

BIOGRAFÍA:

Juan José Ramírez Bonilla es doctor en Economía, Institut d´Etude du Développement Economique et Social (IEDEs, Instituto de Estudio del Desarrollo económico y Social), Universidad de Paris 1, Panthéon-Sorbonne, Paris, Francia. Es investigador del Centro de Estudios de Asia y África (CEAA), El Colegio de México, México D.F. Ha sido director del CEAA y Coordinador del Programa de Estudios APEC del Colegio de México.

Entre sus últimas publicaciones, destacan:

Juan José Ramírez Bonilla, “Shinzo Abe y la dialéctica política exterior-política interna. La agenda estadounidense en la política japonesa;” en: Foro Internacional, N° 216, Vol. LIV, abril-junio 2014, número 2, El Colegio de México, pp. 239-265.

Jose Luis León Manríquez y Juan José Ramírez Bonilla, La Alianza del Pacífico. Alcances, competitividad  y consecuencias para América Latina, Análisis N° 5/2014, Friedrich Ebert Stiftung, México, D.F., 2014.

Juan José Ramírez Bonilla, “Las lógicas de la integración en la región del Pacífico. De la proliferación a la ¿convergencia? De los acuerdos de comercio preferencial,” en: Observatorio América Latina-Asia Pacífico, Las relaciones comerciales entre América Latina y Asia Pacífico: desafío y oportunidades, ALADI-CAF-CEPAL, Montevideo, Uruguay, 2014, pp. 73-103.

Juan José Ramirez Bonilla, “El TPP vis-à-vis el RCEP. Ventajas y desventajas de ambos proyectos,” en,México y la Cuenca del Pacífico, N° 6, año 3, enero-abril, 2014, pp. 17-53.

 

 

TPL_BEEZ2_ADDITIONAL_INFORMATION