Conclusiones de la I Reunión de Ministros de Educación de América Latina y el Caribe “E2030: Educación y habilidades para el siglo XXI”

Al concluir la reunión, los Ministros y Ministras de Educación de América Latina y el Caribe; representantes gubernamentales de alto nivel; representantes de agencias de las Naciones Unidas y de organismos regionales; organizaciones de la sociedad civil y demás socios de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible presentes, aprobaron la Declaración de Buenos Aires.

En ella, se contemplan varios puntos. La educación se reafirma como derecho humano fundamental y se reconoce que el mayor desafío sigue siendo la desigualdad y que en consecuencia, los niños y niñas deben terminar los ciclos de enseñanza primaria y secundaria; que ha de ser gratuita, equitativa y de calidad para producir resultados pertinentes y eficaces. De igual forma, se asume la necesidad de profundizar los cambios que implica una nueva mirada hacia la educación, el aprendizaje, la enseñanza y las políticas gubernamentales en esta materia.

Asimismo, se declara la importancia de la educación secundaria, técnica y profesional, y el valor de la Educación Superior para la generación del conocimiento, la innovación científica y tecnológica, y el avance social y económico de la región. Es por ello que se reconoce el rol central desempeñado por los docentes y demás profesionales del ámbito educativo, garantizando propuestas formativas que preparen, motiven y empoderen a los docentes y directivos ante los desafíos de la educación del siglo 21 impulsándolos a alcanzar una profesión de excelencia.

De igual manera, se contempla la importancia de reforzar los currículos a través de políticas curriculares con enfoque interdisciplinario y holístico que incluya prácticas pedagógicas inclusivas y transformadoras; apoyar la vinc